Ponerte pantalones sin sudar es un desafío.

Por Andrea Araya Moya

Eres la chica con curvas, esa que de repente es motivo de envidia y en otras blanco de miradas impactadas por la forma de tu cuerpo. Estás acostumbrada a que todo el mundo te destaque que eres curvilínea, de hecho, hasta te han dicho que deberías bajar de peso. Sin embargo, sabes que tener curvas te hace ver y sentir increíble, y no lo cambiarías jamás.

1. Te han dicho que eres como un reloj de arena


2. Estás acostumbrada a que cualquier cosa que te pongas luzca sexy en ti


3. Ponerte esos leggins sin sudar es un completo desafío


4. Hay ropa que nunca te queda bien, pues siempre te queda ajustada en alguna zona


5. Ni pensar en esas blusas que se abren ante el más mínimo esfuerzo


6. La gente siempre está hablando de tus curvas


7. Te han dicho que deberías hacer dieta


8. No compras ropa por internet, porque sabes que nunca te quedará completamente bie


9. Prefieres olvidarte de los vestidos sin tiritas


10. Y de esos pantalones cortos que parecerán más bragas que pantaloncillos


11. Siempre tienes un par de leggins elasticados


12. Es un desafío encontrar un pantalón que te quede bien en las caderas, piernas y, al mismo tiempo, cintura


13. Eres el centro de atención dondequiera que vayas


14. Los botones y cremalleras son tu peor enemigo


15. Estás acostumbrada a que te llamen “la chica con curvas”


16. Siempre sientes que tus muslos están más unidos de lo que deberían


17. Intentas correr normalmente sin que nadie note cómo lucen tus curvas


18. Aún así adoras tus curvas y sientes que siempre te hacen ver ¡espectacular!

Fuente: Upsocl

Te puede interesar:

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩