Este día, también conocido como sábado de gloria, en esta semana especial, fue el día de descanso.

Una de las experiencias más terribles a que eran sometidos los crucificados era el quebramiento de las piernas, como una forma para ayudarles a morir. No fue el caso de jesucristo, puesto que, murió antes y su cuerpo no fue dividido. Los creyentes aseguran que la carga sicológica y espiritual fue lo que apresuró su muerte.

A diferencia de otros reos, el cuerpo de jesús, no fue llevado a la gehenna, digamos la fosa común. Sino que uno de sus discípulos, llamado José, oriundo de un lugar llamado Arimatea, solicitó la autorización para llevar el cuerpo a una tumba familiar.

Esto coincide con una de las profecías del antiguo testamento que indicaba que durante su vida, Jesucritso estaría entre los pobres, pero, a su muerte estaría con los ricos.

Algunos cristianos ven en esta situación, el respeto que Jesucristo tenía por el día de reposo o Shabbath.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩