Por Arlette Gaona Pliego

Hablar sobre sexualidad con nuestros hijos parece algo muy difícil, penoso y hasta innecesario. Muchas veces creemos que este es un tema que ellos deberán abordar en su escuela, sin embargo deseo  hablar sobre el impacto que tiene, en los jóvenes, carecer la información necesaria. Al mismo tiempo, que nosotros, los padres, notemos la importancia de hablar con ellos antes de que reciban una información errónea por parte de otros medios, o personas.

Hace unos tiempo, mi esposo dio una charla sobre sexualidad a un grupo de 40 jóvenes, con edades entre los 16 y  20 años aproximadamente. Su primer pregunta fue: ¿Quiénes de ustedes han hablado sobre sexualidad con sus padres? De los 40 jóvenes solo 3 contestaron que sí. Honestamente, me llamó mucho la atención ver la  cantidad de jóvenes que no habían hablado sobre este tema con sus papás. Entonces surgieron en mi mente una serie de preguntas como entonces, ¿de dónde obtienen la información?, ¿quién o quiénes los orientan y/o aconsejan sobre las consecuencias de tener relaciones sexuales a una edad temprana?

Group of young teenagers having discussion about protection, sex education

Con este escrito pretendo que reflexionemos un poco sobre la importancia e impacto que tiene en nuestros hijos, no querer hablar sobre este tema y a la vez pensemos qué que impide que lo hagamos, ¿será acaso que nos da vergüenza abordar temas sobre la sexualidad?, o ¿ creemos que con lo que les enseñan en la escuela es suficiente para que puedan aclara todas sus dudas?

Desde un punto de vista personal, siento que algunos de nosotros sentimos que hoy en día existen muchas formas y medios que pueden ayudar a nuestros hijos, a obtener la información necesaria para aclaras sus dudas y así estar bien informados. Pero déjenme decirles que no es así, nuestros hijos necesitan saber por medio de nosotros lo que implica tener relaciones y las consecuencias que esto conlleva.

A continuación comparto algunas de las estadísticas del INEGI sobre los embarazos entre los  jóvenes de 15 a 19 años.

Entre las adolescentes de 15 a 19 años, el número de nacimientos por cada mil mujeres es de 77. El embarazo a esta edad no solo representa un problema de salud para la madre y su producto, sino además tiene una repercusión económica para la madre, ya que implica menores oportunidades educativas o el abandono total de sus estudios, aspectos que contribuyen a generar un contexto de exclusión y de desigualdad de género.

Crying teenager cuddling a teddy bear with pregnancy test

Cada año a nivel mundial, 16 millones de mujeres adolescentes (15 a 19 años) dan a luz, principalmente en países de ingresos bajos y medianos (95%), mientras que cerca de tres millones se someten a abortos, muchos de ellos de forma clandestina.4 A nivel nacional durante 2013, los datos de egresos hospitalarios señalan que del total de egresos en mujeres de 15 a 19 años, 83.9% se debió a causas de tipo obstétrico, entre las que se encuentran embarazo, aborto, complicaciones en el embarazo, parto o puerperio, y otras afecciones.

Con estos datos se demuestra que a pesar de que existen diferentes medios como libros o internet, nuestros adolescentes necesitan que sus padres sean quienes les orienten y hablen sobre temas tan importantes como la sexualidad. Podríamos pensar que si nosotros no les proveemos de la información necesaria, ellos buscarán quien lo haga, sobre todo amigos de su misma edad. Muchas veces esas personas pueden estar igual o incluso más desinformados que ellos.

A veces, como padres sentimos que no estamos preparados para tratar estos temas o que la información que tenemos no es suficiente, pero déjenme decir que, eso no es una excusa, ya que antes de hablar con ellos podemos buscar orientación con una persona más especializada en temas sobre sexualidad o bien leer e informarnos antes de hacerlo.

Mother Talking To Teenage Daughter About Contraception

No debemos olvidar que está en nosotros evitar que nuestros hijos tengan embarazos no deseados, en edades tempranas y trunquen su vida escolar. Así que, por favor ¡HABLEN CON ELLOS! Sean ustedes los primeros en tocar temas tan importantes como este y, además, motivarlos para que su única meta sea termina sus estudios  y no tener relaciones comprometedoras antes de tiempo.

2

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩