Por Claudia León

Querido Compañerito:

El otro día, al escucharte decir que te gustaría que fuera más cariñosa, me sentí algo confundida. Y te digo confundida, porque pensé que lo era. Pero tienes razón, tal vez no lo sientas porque no hablo el lenguaje común de otras madres. Así que, en estas líneas te diré lo mucho que te amo.

Te amo cada día, al despertar a las 5:30 para arreglarme antes de que despiertes. Y tú y tu hermano tengan el baño libre.

Mother with sons

Te digo que te amo, cuando de camino a la escuela te encomiendo a Dios y le pido que los proteja.

Te digo que te amo, cuando entre números y “pólizas de diario”, imprimo tu tarea de ciencias que hiciste la tarde anterior.

Te digo que te amo, cuando a las 2 de la tarde en punto, salgo “como una enamorada a encontrarse con su novio” a la puerta del colegio. Trato de estar allí, para que yo sea lo primero que veas cuando tus ojos almendrados miren por el portón.

Te digo que te amo cuando, mientras conduzco entre calles angostas te pregunto, ¿y cómo estuvo tu día?, ¿aprendiste algo nuevo? ¿quién rayó tu camisa? ó ¿perdiste tu cuaderno de tareas? Tan solo porque vi el apunte en la palma de tu mano.

mom

Te digo que te amo, cuando recostados en la cama, tomo una foto de los tres, porque me gusta tenerlos siempre conmigo.

Te digo que te amo, cuando pido permiso en mi trabajo para estar presente en las juntas del colegio, festivales, eso incluye, el día que casi ronco en la silla de la escuela de música al escuchar el dulce sonido de tu guitarra.

Te digo que te amo, cuando “no” miro cuando tus ojitos brillan al ver a la niña que te gusta, tú la miras, ella te mira, tú te sonrojas y haces como que no te importa. Amo ser testigo de cada partecita de tu vida.

Te digo que te amo, cuando río con tus ocurrencias mientras me las relatas camino a casa, mientras trato de estar despierta y escuchar cada palabra.

Te digo que te amo, al terminar el día, mientras te digo: lávate los dientes; ponte tu pijama y dejo que papá rece contigo. Algo de tu día le tengo que dejar a él, no quiero ser egoísta.

o-MOTHER-HUGGING-GROWN-SON-facebook

Te digo que te amo, cuando no estoy muy cansada y no me vence el sueño, al abrir la puerta de tu cuarto mientras duermes, beso tu frente, y le doy gracias a Dios por tenerlos, mis dos muletitas que sostienen mi vida, mis sueños y fracasos.

Perdona compañerito, si no digo que te amo. Ahora lo sabes. Te amo, como una mamá trabajadora, con ¡muchos hechos y pocas palabras!

Con amor,

Screen Shot 2016-05-19 at 10.34.24 AM

 

9

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩