Cuando un niño llega al mundo se convierte en una posibilidad desde que da el primer respiro. Todos los padres tienen de ilusiones y proyectos sobre el tipo de hijo o hija que les gustaría que fuera su descendencia.

Tal vez no se atrevan a pensar en planear exactamente la vida que quieren que lleven, pero si es posible que piensen en qué no les gustaría que hicieran, vivieran o sufrieran. Y que les gustaría que lograran, ya sea porque ellos mismos no lo lograron o por que esperan que sus hijos lo continúen.

Dependiendo de las fantasías que como padres tengamos, además de las convicciones de vida personales, es la forma en la que vamos guiando la educación de los hijos. En estas enseñanzas se incluyen las normas de convivencia, los valores éticos, la formación religiosa y la dirección de la educación formal.

Uno de los conceptos que más polémica crea cuando nos referimos a la educación de los hijos es la libertad. Según la definición del diccionario, entre muchas otras, la libertad puede ser considerada como la facultad y derecho de las personas para elegir de manera responsable su propia forma de actuar dentro de una sociedad.

¿Qué significa la libertad dentro de la vida familiar? ¿Hasta dónde se puede ejercer y hasta dónde no? ¿Qué tiene que ver con las normas y los límites? ¿Cómo se puede enseñar?

Acompáñanos a reflexionar sobre estos temas el próximo domingo 15 de noviembre en una transmisión más de Decisiones. Ya sabes, por cualquiera de las estaciones de Medios Radiofónicos de Michoacán o en radiomejor.com. ¡No te lo pierdas!

decisiones15nov

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩