Una de las cosas más dolorosas para los hijos, cuando sus padres se separan, es la forma en que cambia la convivencia con ellos pues pierde espontaneidad y se v cargada de emociones negativas hacia el otro cónyuge.

El padre que no tiene la custodia no puede evitar preguntar cómo vive su pareja, si tiene otra relación, si maltrata a los hijos, si convive lo suficiente con ellos, cómo es la relación con la familia extensa, si hablan mal de él o de ella, incluso pregunta para indagar si ha habido cambios en los hábitos alimenticios.

Para los hijos queda claro que este interrogatorio abierto o velado no es por un interés en la vida de los hijos sino de la pareja, generalmente para evitar que ésta rehaga una vida conyugal o para tener armas para arrebatar o ganar la custodia de los hijos.

Para algunos niños la situación se pone tan difícil que acaban por decir que prefieren dejar de ver al padre que no vive con ellos.

¿Cómo convivir con los hijos si preguntar por el otro? ¿Por qué es importante evitarlo? ¿Qué debo hacer si siento que están en riesgo? ¿Cómo evitar que dejen de quererme?

Acompáñanos a reflexionar sobre estos temas el próximo domingo 20 de septiembre en una transmisión más de Decisiones. Ya sabes, por cualquiera de las estaciones de Medios Radiofónicos de Michoacán o en radiomejor.com. ¡No te lo pierdas!

  

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩