Por Angeline Saadoun

Esta noticia no podría ser mejor. Si eres de los que gustan de un buen café, téo vino, entonces esto te va a encantar.

Dos estudios realizados por separado llegaron a los mismos resultados. Por un lado un grupo de científicos de la Universidad de Groningen en los Países Bajos y por otro lado un estudio realizado en Bélgica en el Instituto Flamenco para la Biotecnología. En ambos estudios determinaron que el estilo de vida y la alimentación tienen un efecto directo sobre la composición de la flora microbiana.

En particular, el café, el té y el vino parecen estar relacionadas con una flora microbiana más sana y diversa. Por el contrario, consumir bebidas azucaradas, snacks, consumir una gran cantidad de carbohidratos y tomar leche entera, están correlacionados con una flora microbiana menos diversa.

En este caso, la diversidad importa. Cuanto más diversa sea tu flora, mejor!

¿Qué es la flora microbiana?

Taza de cafe

La flora microbiana se localiza en distintos sitios del cuerpo humano. Está compuesta por una extensa comunidad de microorganismos que en general son beneficiosos, pueden ser bacterias, hongos o incluso los virus. En el tracto intestinal, necesitamos a estos organismos para procesar los alimentos y regular el sistema inmune.

Además, la diversidad de tu flora microbiana parece tener un rol importante en los trastornos del estado de ánimo, obesidad y otras enfermedades que incluyen el síndrome del intestino irritable.

¿Cómo saben los científicos?

Hombre comprando vino

En estos estudios realizados, los científicos analizaron en total alrededor de 4 mil heces de personas. Con lo cuál identificaron 14 grupos de microorganismos que forman parte de esta flora y que están presentes en casi todas las personas. Además encontraron que existen 126 factores que están correlacionados con cambios en la comunidad microbiana.

Y de estos 60 son factores dietarios, 12 corresponden a la categoría de enfermedades, 19 a la de drogas y 4 a la de fumar.

Además, en estos resultados, no solo determinaron que el café, el té y el vino parecen ser geniales, pero también que los medicamentos, los antiácidos, antibióticos y antidepresivos son factores que afectan la diversidad microbiana, la disminuyen.

¿Por qué… bueno, pero acaso importa?

Mujer tomando cafe

Si bien, en este estudio no queda realmente claro porqué ciertos alimentos influencian en la composición o diversidad de la flora microbiana. ¡Es razón suficiente para no interrumpir su consumo! ¿Verdad?

Así que ahora ya sabes, cuando tus amigos te digan que deberías disminuir el consumo de café porqué estás demasiado eléctrico/a. Cuando en esa cena familiar tu madre resople cuando te vea sirviéndote otro vaso de vino. O cuando en el trabajo se burlen de tu adicción al té. Los envias directo a este artículo.

Fuente: Batanga

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩