El avance científico y tecnológico ha logrado que muchas enfermedades, anteriormente mortales, hayan sido eliminadas del mundo, o por lo menos controladas.

Todavía podemos recordar la terrorífica viruela, entre otros casos.

Sin embargo, también hemos asistido, por lo menos a través de los periódicos, la radio o la television, incluida internet al surgimiento o propagación de otras plagas modernas, como es el ébola, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, asimismo, contagios por cierto tipo de virus a h, y ya no se diga la temible hepatitis B.

El día cinco de abril del año 2012, falleció Baruch Samuel Blumberg, médico y científico estadounidense quien fue el descubridor de la hepatitis B. La cual es una enfermedad del hígado, potencialmente mortal y que puede lo mismo presentar un cuadro agudo que uno crónico. Se transmite por contagio con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada.

Casi ochocientas mil personas mueren anualmente por esta enfermedad y actualmente se calcula que hay unos doscientos cuarenta millones de personas que padecen la infección crónica.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩