Por Víctor Fort

Junio, desde mi punto de vista, es un mes adecuado para que empresarios y directivos analicen detalladamente el avance de objetivos de ventas, presupuesto y utilidades planteados para el 2016. De esta manera tendrán el beneficio de fortalecer las estrategias para impulsar ventas para el cierre de semestre, y, sobre todo para llegar más preparados a la segunda mitad del año. Por otro lado, al llegar a junio ya sucedieron pagos importantes relacionados a la declaración anual de impuestos y reparto de utilidades que ambos representan una salida de dinero para la empresa. Tomando esto en cuenta, las empresas que tiene la mejor temporada de ventas de septiembre a diciembre tienen el reto de poder contar con los recursos suficientes para financiar el inventario para producir y vender sus productos para fin de año. Por eso mismo, sugiero que desde junio revisen si van dentro de presupuesto y si van o no en metas. Así como las empresas, también las familias, padres, madres, estudiantes y trabajadores pueden tomar junio para evaluar como van las metas financieras del año. ¿Han ahorrado? ¿Tienen menos deudas? ¿Han controlado los gastos? Tanto para las empresas como para cada persona, la visibilidad financiera y habilidad de corrección son importantes para la solidez financiera.

En Junio podemos esperar dos decisiones que van a impactar la cotización del peso y del petróleo. Estas serán las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal en Estados Unidos para incrementar la tasa de interés y la OPEP para ajustar la producción de petróleo. Ambos eventos tienen la finalidad de lograr menor fluctuación en los mercados que ha prevalecido en el año. Con base a la última encuesta de Banco de México, los analistas estiman que el peso al final de año cierre en $17.94.

Si bien el peso continua depreciándose, las remesas y turismo que son dos de las principales entradas de dólares para la economía Mexicana muestran resultados positivos. En el primer cuatrimestre, enero a abril, del año las remeses sumaron $8,339 millones dólares, máximo histórico comparado con mismo periodo de años anteriores. En el sector turismo, se ingresaron $5,179 millones de dólares en el primer trimestre del 2016, cifra 7.4% superior al registrado en el primer trimestre del 2015. Lo anterior con datos de Banco de México y Sectur respectivamente. El ingreso de dólares en México por conceptos de remesas, turismo y petróleo son útiles para construir las reservas internacionales y así hacer frente a eventos externos que deprecian al peso. El dato de reservas internacionales más reciente de Banco de México acumulan $176, 994 millones de dólares.

Adicionalmente a las reservas internacionales, México el viernes 27 de mayo renovó la línea de crédito flexible por $88,000 millones de dólares otorgada por el Fondo Monetario Internacional. Ésta línea de crédito fue aprobada por primera vez en el 2009 y tiene el objetivo de hacer frente a los choques externos e incertidumbre internacional para mantener estable el tipo de cambio.

En la actualización de mercados, el dólar prácticamente ya está llegando a los 19 pesos por dólar. El petróleo WTI en ~$49 dólares, Mezcla Mexicana en ~40 dólares por barril. Las tasas de interés, Cetes 28 días en 3.80% y TIIE en 4.09%.

Ahorren más y gasten menos!

Soy Victor Fort, síganme por favor en Facebook Fortalece tus Finanzas y Twitter @fort_vic.

Escucha Así son las Finanzas:

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩