Llegamos al último día de esta semana de la pasión. Recordamos a nuestros amigos que reciben este pequeño relato, que no pretendemos imponer algún tipo de doctrina o creencia. Sólo deseamos contribuir brevemente a un recordatorio para la sociedad occidental cristiana.

Los dirigentes judíos se aseguraron de que hubiera una guardia de soldados romanos, puesto que conocían una de las enseñanzas de Jesucristo en la cual aseguraba que rescucitaría al tercer día.

Era una tradición embalsamar con ungüentos aromáaticos, los cuerpos de los difuntos. Generalmente la hacían mujeres.

El primer día de la semana, es decir el domingo, las mujeres que habían estado más cerca del maestro, llevaron sus ingredientes para hacerlo.

Sin embargo, encontraron la tumba vacía. Al principio pensaron que habían robado el cuerpo, cosa muy difícil, puesto que la roca que tapaba la tumba era muy grande y además, estaba la guardia de soldados.

El relato bíblico indica que un ángel, al cual no reconocieron y confundieron con el jardinero, les dijo que fueran a decirle al resto de los discípulos que la tumba estaba vacía,porque el maestro había resucitado.

Para los cristianos, esta es la evidencia principal para indicar que su religión está viva, porque su fundador vive.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩