Desde este pequeño espacio nos unimos a una de las ceebraciones de más arraigo en el mundo cristiano-católico.

Es decir, la semana de la pasión:

Del día jueves, en esta ocasión 24 de marzo, podemos destacar lo siguiente:

La traición de Judas. Sin lugar a dudas uno de los nombre más famosos, pero difícilmente se lo pondríamos a nuestros hijos. A simple vista, podemos ver que la ambición pudo más que la lealtad al amigo y m aestro. El dinero se acaba muy rápido, sobre todo cuando no se consigue honestamente.

También el establecimiento de la cena del señor, e algunos casos la llaman santa cena, e incluso la eucaristía.

Jesucristo, antes de pasar por la angustia en el getsemaní, comió pan con sus discìpulos y les dijo “tomad, comed, esto es mi cuerpo que por vosotros es partido”. También bebió vino, diciendo a los discípulos, que esa era su sangre que derramaba por los creyentes.

Y por supuesto la detención, no sin antes padecer la angustia de la seguridad de que su sacrificio sería útil. Llegando a decir a su padre, “pase de mi este cáli, pero no sea como yo quiero sino como tú”. Cumpliendo hasta el final con su compromiso.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩