Por Víctor Fort

Ésta ocasión me quiero dirigir a las personas que están por emprender y a las que ya están operando su negocio. Es claro que vender más es importante, pero también es necesario controlar gastos, mantenerse en el mercado, generar efectivo suficiente para el pago de deuda y por supuesto evitar el sobre endeudamiento. Tanto en las finanzas personales como en las de un negocio, es indispensable mantener orden y disciplina para mantener finanzas sanas.

Además de vender más y hacer crecer su negocio, no pierdan de vista:

1. Flujo de Efectivo. Representa la capacidad del negocio para generar efectivo después de las entradas y salidas de dinero por tres principales causas: operación, inversión y financiamiento. Es importante conocer el flujo de efectivo para saber si el negocio está generando dinero suficiente para operar, invertir, pagar deuda y caja. Para mejorar el flujo de efectivo, les sugiero reducir el tiempo de cobranza, negociar mejores plazos de pago con proveedores e invertir realmente en lo necesario para el negocio. Eviten el sobreendeudamiento, ya que el pago de intereses y de capital van a reducir flujo de efectivo.

2. Separar los gastos personales de los del negocio. Es básico no mezclar los gastos, para así lograr mayor control sobre las finanzas de su empresa. Orden y disciplina va a hacer diferencia entre tener y no tener solidez financiera.

3. Liquidez. Es poder hacer frente a las necesidades y obligaciones de corto plazo con recursos propios de la empresa. El índice de liquidez más sencillo es dividir los activos de corto plazo entre los pasivos de corto plazo. Entendamos por activo, lo que tenemos; por pasivo, lo que debemos; y, por corto plazo, todo lo que sucede en menos de un año. El crédito resolvente es útil para apoyar la liquidez, y si lo usan páguenlo como tengan acordado con su Banco.

4. Paguen puntualmente a sus proveedores y gastos operativos. En el momento que un proveedor deje de atenderlos o si algún servicio como luz o teléfono son suspendidos, la operación del negocio está en riesgo, por lo tanto, las ventas y el negocio. Siempre es mejor negociar antes de caer en incumplimiento.

5. Deudas. Tomen deuda únicamente cuando las necesidades del negocio las justifiquen y sobre todo que se puedan pagar, no se sobre endeuden y tengan un apalancamiento controlado. Si toman créditos, lo ideal es, financiar activos de largo plazo (Ej. autos o inmuebles) con deuda de largo plazo y financiar el corto plazo (Ej. pago proveedores) con créditos de corto plazo.

Ante un escenario de volatilidad en los mercados es mejor ser más conservadores en los gastos, si van a invertir definan bien que beneficios son para el negocio. Si la empresa está altamente endeudad, además de reducir gastos y mejorar el flujo de efectivo, sugiero que busquen bajar la tasa de interés a través de la consolidación de deuda.

Estos consejos son útiles para fortalecer las finanzas de su negocio, y que tiene el beneficio de tener un negocio financieramente sólido.

¡Ahorren más y gasten menos!

Soy Victor Fort, síganme por favor en Facebook Fortalece tus Finanzas y Twitter @fort_vic.

Escucha Así son las Finanzas:

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩