De acuerdo con la tradición, el 20 de abril del año 575, nació el profeta Muhammad o Mahoma, en la Meca, en la actual Arabia Saudí.

El islam lo considera el sello de los profetas, en otras palabras, por ser el último de una larga cadena de mensajeros enviados por Alá (Dios), con el propósito de actualizar su mensaje, que, de acuerdo con el islam, en esencia, es lo mismo que han transmitido los profetas predecesores , entre los que se cuentan Abraham, Moisés y Jesús.

A los 40 años Mahoma se retiró al desierto donde permaneció días enteros en una cueva del Monte Hira. En ese lugar recibió la revelación de Alá. Por medio del arcángel Gabriel, quien le comunicó el secreto de la verdadera fe.

Mahoma comenzó a predicar en su ciudad natal, en la cual se presentó como el continuador de los grandes profetas monoteístas que existieron antes que él.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩