Por Víctor Fort

De manera concreta y sin enredos ¿qué significan las recientes noticias que sin duda impactarán la economía Mexicana? En los últimos días hemos escuchado el incremento en tasa de interés, recorte presupuestal, rescate de Pemex y recientemente la importación de gasolina. Al mismo tiempo, el Peso a mostrado una recuperación al regresar a niveles de $18, no obstante, el Peso continúa depreciado y no significa que debamos bajar la guardia y dejar de ahorrar o gastar más. Al contrario hay que seguir ahorrando, gastar menos y no endeudarse por consumo.

Primero, el crédito en México será más caro. Banco de México (Banxico) con el objetivo de controlar la inflación (aumento de precios) incrementa la tasa de fondeo de 3.25% a 3.75% para desincentivar el crédito y a su vez el consumo, es decir disminuir la demanda de productos. Para entender mejor, es la regla oferta-demanda. A menor demanda, los precios se mantienen o bajan.

Segundo, la caída substancial de los precios de petróleo ha incrementado la dificultad financiera que atraviesa PEMEX y el Gobierno Federal estaría dispuesto a rescatarlo. Por otro lado, precios bajos de petróleo resultaron en menores ingresos para el Gobierno y en consecuencia en el recorte presupuesta de MXN$132,000 millones. El recorte presupuestal se reflejará en menor crecimiento de la economía mexicana en el 2016. Es cierto, la economía mexicana ha disminuido su dependencia en ventas petroleras desde el TLC, pero el ingreso del Gobierno Federal ha mantenido alta dependencia con ingresos petroleros. El incremento de 27% por recaudación fiscal en el 2015 ayudan a cubrir parcialmente el menor ingreso petrolero.

Tercero, la libre importación de gasolina y diesel a partir de abril del 2016 que de inicio aplica en zonas fronterizas, puntos de internación y lugares con costos de logística menores al promedio. Uno de los objetivos es ayudar a Pemex reducir los gastos de distribución de combustible. Hasta el 2018, dependiendo de los precios del petróleo, podremos ver los beneficios de la libre importación de gasolina a México.

Cuarto, el Peso se ha recuperado de niveles de $19 a $18 Pesos por Dólar por dos factores: 1) el incremento en tasa de interés hace que México sea más atractivo para invertir; y 2) las intenciones del Gobierno Federal para rescatar Pemex mejora la confianza de los inversionistas. No olvidemos que el dólar sigue siendo caro y una ligera recuperación no significa que los precios no van a subir. Por ejemplo, la tortilla ha subido de $12 a $17 promedio ya que una porción importante de maíz es importado y su costo es en Dólares. En el lado positivo, en 2016 se espera un incremento de 15% por ingresos de Turismo, esto con base al Consejo Nacional Empresarial Turístico.

Auditorio, si estamos viendo un nuevo incremento en las tasas de interés para limitar el crédito y consumo, recorte presupuestal y el dólar continúa fuerte, les sugiero seguir reduciendo gastos y evitar deudas.

Ahorren más y gasten menos!

Soy Victor Fort, síganme por favor en Facebook Fortalece tus Finanzas y Twitter @fort_vic.

Escucha Así son las Finanzas:

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩