«Una mano lava la otra, y juntas lavan la cara».

Por Lucía Yarzabal

Nuestras manos son una de las principales características que nos distinguen de las demás especies del reino animal.

La anatomía de nuestras manos es prácticamente única; pocas especies tienen manos similares a las nuestras.

¿Qué hace tan especial a nuestras manos? Básicamente, el dedo pulgar.

La ubicación de nuestro dedo pulgar es lo que diferencia nuestras manos de las de los demás animales, ya que permite que éste sea oponible a los demás dedos.

Algo que parecía tan simple como tu dedo pulgar, en realidad es una característica evolutiva de una enorme importancia.

Únicas, pero no tanto

Mano

No somos los únicos animales que tenemos cinco dedos en cada mano y pie. Existen otros, tanto mamíferos como reptiles e incluso aves, que también tienen cinco dedos.

La pata del lagarto, la del gato o la del sapo, el ala del murciélago, la aleta de la ballena y, por supuesto, las manos del mono, cumplen con esta regla. Esto se debe a que todos ellos (mamíferos, pájaros, reptiles y anfibios) se agrupan dentro de una familia: los tetrápodos, cuya característica es el desarrollo de cinco terminaciones de la extremidad.

Entonces…

Es en los seres humanos exclusivamente donde las manos adoptan una forma peculiar que la convierte en la herramienta más eficaz creada por la naturaleza.

Manos de mecánico

Hablo del pulgar oponible, que solamente en el caso de los seres humanos puede tocar la punta de sus restantes cuatro dedos, y a la vez alcanza una longitud considerablemente larga.

La conclusión es que los cinco dedos no nos son propios, sino que únicamente el pulgar oponible lo es. Lo que nos hace humanos es una leve diferencia, de significación gravitante, por supuesto… además de muchas otras cosas… como nuestro intelecto y nuestra consciencia de SER. Pero eso ya es algo más complicado…

Fuente: Batanga

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩