Por: César Maya Montes

Desde hace algunos años, se ha hecho una costumbre celebrar el Día del Padre e el mes de junio. Algunos comentan que esto solo es un asunto de mercadotecnia, sin embargo es una buena oportunidad para detenernos a repensar en la enorme responsabilidad que los padres tienen.

Padre o papá, como se le llama con más familiaridad. Ese título no se obtiene solo por traer hijos al mundo. Ya que incluso hay quienes se lo ganan sin tener ninguna relación biológica o legal. ¿Y a qué se debe esto?

El padre puede heredar bienes materiales o económicos, sin embargo, la herencia de valores éticos y morales hará de sus hijos, no sólo mejores personas, sino también mejores ciudadanos.

En las sociedades tradicionales, el papá es visto como el proveedor, como el cabeza de familia, como el fuerte y protector. En las sociedades contemporáneas, donde los roles del padre y la madre se intercambian, dependiendo de su decisión o de las circunstancias, el papel del padre tradicional puede ser diferente.

Pero hay un aspecto que no es negociable: la enseñanza de valores éticos y morales a sus hijos. Si bien es cierto que la escuela ayuda, la primera responsabilidad está en el hogar. Y en esta ocasión, es bueno recordar que los padres tienen una función muy importante. Valores como la honestidad, la veracidad, la cortesía, el respeto son, entre otros, un legado de vital importancia.

El padre puede heredar bienes materiales o económicos, sin embargo, la herencia de valores éticos y morales hará de sus hijos, no sólo mejores personas, sino también mejores ciudadanos.

0

¿Tu que opinas?

Comunicóloga, lectora hambrienta y soñadora infalible ✩